PLAN B
A SOLAS CON DIEGO CAPUSOTTO

GENTILEZA LA RAZON

El actor, que volverá a la pantalla el 24 de agosto con su ciclo de música y humor, admite que cambiar de canal atentaría contra la esencia del programa. La temporada tendrá sólo ocho capítulos.

Diego Capusotto es un tipo gratamente raro. No usa celular, ofrece el número de teléfono de su casa, llama para disculparse y consulta si puede postergar la nota debido a un imprevisto. No es simpático ni de muchas palabras, sí una persona respetuosa y de palabra. La cita con La Razón se da en su "oficina", instalada en el histórico bar El Progreso, de Barracas, donde llega cinco minutos antes de lo convenido -otra rareza-. Su particular peinado, que luce impecable, enmarca un rostro serio, aparentemente de pocos amigos, imperturbable ante los fogonazos de la fotógrafa. Cada tanto, observa la lente sin demasiada convicción. Así, sin vueltas, es este actor que prepara el regreso, para el 24 de agosto, en Canal 7, de "Peter Capusotto y sus videos", programa que fue creciendo gracias al boca a boca y que hizo furor a través de Youtube.

Después de que la política y el fútbol acapararan el preámbulo de la conversación y mostraran a un Capusotto entusiasmado, llega la hora de hablar de lo suyo, algo que parece desalentarlo. "Uno está más allá de lo que se ve por televisión. El fútbol y la política, entre otras cosas, me acompañaron toda la vida, incluso antes de ponerme a actuar", explica antes de referirse a lo "otro". Y arranca: "Serán ocho programas, nada más. Es la cantidad que pensamos para trabajar tranquilos, con la mayor eficacia posible, para evitar repeticiones y falta de creatividad. Siempre es mejor que la gente se quede con las ganas", analiza respecto de los dos meses que estará el ciclo en el aire. "El televidente está mal acostumbrado, y cree que estarás siempre entre abril y diciembre, pero en este caso sería un perjuicio, lo haría más mecánico, con fórmulas repetidas y todo se agotaría más rápido. Por eso creo que dos meses es una medida buena para pensar en volver en 2010. Cuanto más distancia haya entre una temporada y la otra, los resultados serán mejores.

Otra rareza para el medio: no caer en la tentación de querer estar más tiempo en pantalla...

Nosotros sabemos que cuatro programas más pueden resultar una complicación...

¿De qué tipo?

En cuanto al concepto del programa, el armado y hasta la diversión de hacerlo... Con ocho envíos sabemos que volcaremos todo lo que esté a nuestro alcance. Queremos evitar el: "uy, todavía nos faltan cuatro programas más...".

¿El ciclo evolucionó o se mantuvo siempre igual?

Es mucho mejor ahora que cuando empezó; es más, cuando vemos los primeros programas no nos gustan.

¿A qué se debe la mejoría?

A que estamos nosotros (con Pedro Saborido) detrás, los que lo hacemos, los que le damos fuerza, impulso e identidad. Los que entendemos cuándo es conveniente parar un tiempo para volver con más ganas.

¿Qué se espera de vos?

Yo creo que uno se ríe siempre de lo mismo y está esperando ese chiste, que disfrutará de la misma manera. De mí se espera eso...

Cuenta Capusotto que está abierto a cualquier vertiente dentro de la actuación: "La gente no imagina que yo mañana haga 'Grande Pa', no es lo que seguramente espere de mí, pero yo puedo hacerlo porque me importe un carajo... Creo que ahí sí sorprendería, pero si no, no esperen otra cosa más que esto".

¿Te gustaría hacer otra cosa?

Voy a hacer cine con Néstor Montalbano, que me conecta con otro tipo de trabajo, otra aventura, que es motivante, claro. Pero después, no sé, ni idea... Lo único que anhelo es seguir laburando con la gente de siempre, la que conozco y con la que sintonizo.

¿Y con eso está bien? ¿No tenés la ambición de una casa-quinta en Parque Leloir?

No, no tengo proyectos tan miserables... Yo ya tengo mi casa, mi compañera, mis hijas y mis amistades, y no necesito más que eso.

Con el segundo cafecito, el final de la charla se acerca, y permanece el Capusotto de los principios y los valores.

Siguen en la Televisión Pública, pero ofertas de otros canales no deben faltarles...

Sí, nos siguen llamando de otros canales, pero francamente no hay necesidad de cambiar porque hacemos el programa en un lugar donde no tenés ningún tipo de inconvenientes.

¿No está en tus planes que "Peter Capusotto..." sea un boom comercial?

Para nada. No está pensado para que sea un negocio. Si se generó algo fue desde la nada, sin un aparato de prensa detrás.

El actor defiende la forma artesanal con la que está hecho "Peter Capusotto". "Yo no quiero que haya una gran producción detrás de cada gag. Sería una mariconada porque la esencia está en lo genuino de un tipo sentadito sin demasiado alrededor... La idea nace así, esto no es una cuestión de marketing.

¿Entonces?

Entonces, si un canal permite que un programa circule de esa manera, para qué quiero ir a otro. ¿Para hacer más plata? ¿Y si me va mal en el minuto a minuto...? No, la verdad es que no tengo ganas de convertirme en un estúpido, que no es lo mismo que hacer estupideces, las cuales, confieso, sigo disfrutando". n
1 Response

Publicar un comentario

Compra Seguro